CAPÍTULO 10.

dejate sentir

“Soy UN MILAGRO del universo¡¡¡… Esta vida es para DISFRUTARLA, descubro aquello que me genera disfrute en el corazón y me tomo un instante este día para sonreír.”

 

Bendita intuición y benditas emociones¡¡¡

Este capítulo es un homenaje a esas intuiciones que solemos escuchar poco y a las emociones que hacen parte de cada experiencia de vida y que en innumerables ocasiones nos cuesta gestionarlas y en ocasiones hasta reconocerlas.

Vivimos en la vorágine del correr correr, en donde una de las frases más utilizadas es “No tengo tiempo”, además en una época en donde nos incomoda el pasar por emociones como la tristeza; creemos que tenemos que estar constantemente siempre “perfectas” para cumplir con las exigencias de unan sociedad a quien solo le interesa la productividad y la superficialidad de una felicidad con cánones que distan mucho de lo natural.

Lo natural es PERMITIRNOS SENTIR¡¡¡ sea cual sea la emoción que experimentemos y sobre todo escuchar nuestra voz interior llamada intuición.

Cuando nos dejamos sentir, nos acercamos a esa parte de nuestro interior que conoce realmente que es lo que necesita nuestra vida para poder vivir en plenitud, paz, armonía y lograr tener muchos más instantes de felicidad.

Dejarnos sentir es conectar con nuestra niña interior que necesita ser escuchada y atendida, hablaré más de la niña interior en el capítulo 27.

Dejarnos sentir es uno de los mayores regalos que podemos hacernos, porque son los instantes en donde podemos ser nosotras mismas, sin exigencias, sin mascaras, podemos abrirnos a la vulnerabilidad de abrazar nuestro corazón.

Déjate sentir, que la vida es un ratito y mereces contemplarte como milagro que eres.

Déjate sentir para tomar desde un espacio de calma y conexión con tu esencia, aquellas decisiones que requieren cambios para tu bienestar.

Déjate sentir y explora la compasión con tus heridas.

Déjate sentir y pregúntate si realmente aquello que necesita tu atención te suma o resta amor propio.

Déjate sentir y desdramatiza todos los pensamientos que te hacen recrearte en situaciones del pasado que necesitan ser perdonadas, en el capítulo 16 hablo más sobre el perdón.

Déjate sentir, que ninguna emoción es mala, son necesarias para los procesos que pasamos.

Déjate sentir para que empieces a VIVIR.

Dejarnos sentir es aceptar que nuestra vida es un regalo y cada experiencia un aprendizaje…..Y este aprendizaje no tiene porque ser exclusivamente doloroso.

Recuerdo que en mi época de adolescente y gran parte de la edad adulta, vivía reprimiendo mis emociones por miedo a aceptar mis sombras y que estas las utilizaran otras personas para hacerme “sentir mal”. Lo que no era consciente en ese entonces, es que al no escuchar ni aceptar mis sombras, también escondía y reprimía mi luz.

Lo mismo me sucedía con la vocecita de mi intuición. Por creencias mentales poco saludables y llenas de represión, muy pocas veces hacia caso a mi intuición y dejaba que solo la mente actuara, así mi corazón y estomago dijesen lo contrario.

Desde que empecé a escuchar más a mi voz interior, la relaciono directamente con sensaciones que experimento literalmente en el estomago. Les comparto este ejercicio que a día de hoy aun sigo haciéndolo: En una ocasión mientras esperaba el metro de camino a casa o al trabajo, ahora mismo no lo recuerdo con exactitud, estaba súper cansada y lo último que deseaba era irme de pie en el transcurso del viaje, así que en cuanto paro el metro, me hice la pregunta ¿entro por la derecha del vagón o por la izquierda para encontrar sitio disponible? Y lo primera sensación que experimente y me dijo hacia qué lado fue la que seguí y desde entonces siempre hago lo mismo y casi siempre encuentro una silla disponible justo para irme sentada en el metro.

Puede que este ejemplo pueda parecer muy trivial, pero pongo en práctica este ejercicio siempre que necesito tomar alguna decisión y por muy racional que tenga que ser la respuesta, la decisión que tomo siempre es para mí bien. Esa vocecita llamada intuición (que personalmente siento en el estomago) la tenemos todas las personas, la cuestión es que nos han educado para solamente escuchar a nuestra mente lógica y racional y esto hace que nos hayamos desvinculado de nuestra parte intuitiva que está directamente relacionada con nuestro corazón y es aquí en donde se hayan las respuestas que necesitamos sean escuchadas para nuestro bienestar, felicidad o paz.

En alguna ocasión te ha pasado que sientes una corazonada??…..

En alguna ocasión tu corazón te da la respuesta ante algún acontecimiento y no le encuentras una respuesta lógica??

En algún momento te has permitido seguir a esa vocecita?? Cual ha sido tu experiencia??

Te tomas momentos en el día o la semana para detenerte a sentirte??

Porque crees que no te atreves a parar y escuchar a tu intuición o a tus emociones??

Esas preguntas yo me las sigo planteando y en ocasiones no es fácil ni sabemos cómo responderlas, así que no te preocupes, el sencillo echo de planteártelas ya empiezan a tener sentido en tu inconsciente y la respuesta llegara en el momento que tenga que ser.

Recuerda que será un placer leer tu comentario o experiencia en relación a este tema, puedes escribirme a infosandrasuaza@gmail.com

 

 
SIGUE LEYENDO EL SIGUIENTE CAPÍTULO....
SI DESEAS EL LIBRO IMPRESO O EN EBOOK
Abrir chat
1
Escribeme si deseas que te envie los capítulos a tu WhatsApp
Powered by