CAPÍTULO 13

CONFÍA, ERES UN MILAGRO

“Soy UN MILAGRO del universo¡¡¡… Esta vida es para DISFRUTARLA, descubro aquello que me genera disfrute en el corazón y me tomo un instante este día para sonreír.”

En los días que estaba deprimida en casa, me despierto una mañana y al abrir los ojos la voz de mi esencia me gritó (literalmente así lo escuche en mi cabeza y sentí en cada partícula de mi cuerpo): ERES UN REGALO DEL UNIVERSO, LEVANTATE YA.

Es verdad que esta frase “eres un regalo del universo” la había leído en cientos de libros, escuchado en conferencias, repetido en mantras, pero jamás la había literalmente SENTIDO EN EL CUERPO, a partir de ese día el universo me envió un mensaje claro y conciso.

Ese mensaje fue: La vida te cambia cuando la SIENTES, y a lo que hoy agrego, y para muchas personas el llegar  a ese estado es SI AUN NO LO SIENTAS, LEVÁNTATE CADA DÍA COMO SI FUERA.

Por eso creo completamente que es esencial el entrenamiento mental y no para ser más inteligentes conceptualmente, me refiero a un entrenamiento de pensamientos tan potente, concreto y con tanto corazón que no le queda más remedio a tu cuerpo que experimentarlo en cada particular y SENTIR EN TU ESENCIA, QUE SOMOS UN REGALO DEL UNIVERSO y esta vida ES PARA DISFRUTARLA.

¿Y qué es eso de confiar?….Yo le digo universo, otras personas Dios, otros a ese Dios le tienen un nombre en concreto, otras personas le dicen fuente, otras creador, etc. O si eres quien no cree en ninguna fuerza o energía poderosa, pues supongo que creerás exclusivamente en el ser humano, la ciencia o en ti….Me da igual, lo importante es que por naturaleza las personas necesitamos creer en algo, sencillamente para darle una comprensión y/o sentido a la vida.

Ahora voy a tomar una palabra más general “VIDA”.

Es una obligación humana confiar en la VIDA, porque si esto no pasa, nos sumergimos exclusivamente en nuestra mente y es aquí en donde en muchas circunstancias, sentimos  que los acontecimientos de nuestra vida nos superan.

Y confiar en la VIDA, es confiar en nuestro poder creador, en nuestra fuerza del amor, pero sin obsesionarnos con los resultados, poniendo el foco/energía única y exclusivamente en disfrutar y aprender del camino, sirviendo a nuestra propia vida y/o a la de las personas de nuestro alrededor.

Confiar en la VIDA, es literalmente soltarnos del deseo de control absoluto que deseamos para obtener algún resultado, perdiéndonos la oportunidad de disfrutar del instante presente.

Cuando no queremos controlar todo lo relacionado con temas de nuestro trabajo profesional, queremos controlar los resultados económicos, queremos controlar a nuestra pareja, controlar nuestra familia, controlar nuestros amigos, controlar no mostrar nuestra vulnerabilidad, controlar el control, etc.

Y ese deseo de control es tan agotador y frustrante que entramos en círculos viciosos faltos de paz, tranquilidad, armonía, energía, amor, fuerza, pasión, etc. Que en ocasiones nos desbordan tanto, que hacen que aquellos MIEDOS camuflados en el CONTROL, nos lleven a estados de depresión, desesperanza, falta de motivación y poco amor por la vida.

Vamos a la práctica¡¡¡¡

Escribe literalmente todo aquello que deseas controlar y que en ocasiones te genera estrés, ansiedad, ira, frustración, etc.

No lo tienes que escribir todo en el mismo instante, hazlo cada vez que aparezca y lo identifiques. Así sea en la libreta de tu móvil, pero es fundamental que anotes todo aquello que quieres controlar y que salga tal cual crees te aportará “paz, felicidad, tranquilidad” pero que eres consciente que es solo de una manera momentánea y falsa.

Después de escribir todo aquello que deseas controlar, léelo y déjate sentir hasta identificar los miedos más profundos por los cuales has llegado a la necesidad de querer controlar eso.

Te aclaro, este ejercicio no es para que lo hagas con prisa, toma todo el tiempo que sea necesario identificar cada miedo.

Ahora ya con los miedos identificados, entrégale cada uno de ellos a aquello en lo que crees, dile textualmente “ YO SOY AMOR Y ESTO NO PUEDO LLEVARLO MÁS, TE LO ENTREGO PORQUE CON TU INFINITO PODER ME AYUDARAS A TRANSFORMARLO EN FUERZA CREADORA”. Si prefieres inventarte tu propia frese/mantra sería lo ideal porque lo harás con tus propias palabras, lo importante es repetírnosla en los momentos que lo necesitamos así como en los que no….¿hasta cuándo?, hasta que lo SIENTAS CON CADA PARTÍCULA DE TU CUERPO Y LO EXPERIMENTES COMO LA REALIDAD MÁS ABSOLUTA EN TU VIDA.

SIGUE LEYENDO EL SIGUIENTE CAPÍTULO....
SI DESEAS EL LIBRO IMPRESO O EN EBOOK
Abrir chat
1
Escribeme si deseas que te envie los capítulos a tu WhatsApp
Powered by