CAPÍTULO 18

FAMILIA QUE CONSTRUYES

“Soy UN MILAGRO del universo¡¡¡… Esta vida es para DISFRUTARLA, descubro aquello que me genera disfrute en el corazón y me tomo un instante este día para sonreír.”

Existen innumerables modelos de familias en la sociedad actual, que en su mayoría rompen los esquemas impuestos por una sociedad antigua, en donde se redujo el concepto de familia, solo a aquellas personas que integraban la familia de sangre o mediante un parentesco por medio de una relación de pareja entre dos personas.

Hoy en día, el concepto de familia abarca relaciones más allá de las establecidas por medio de un matrimonio.

Mi intención en este capítulo no es hablar de los diferentes modelos de familias que existen, mi único objetivo es compartir una visión más integral de lo que el concepto familia puede reflejar en nuestros tiempos, en donde cada vez, somos más conscientes de la importancia de crear círculos afectivos en donde los pilares como el amor, el respeto, los cuidados, la libertad, la comunicación, entre otros, son esenciales para construir nuevos modelos de familias más en coherencia con esta experiencia humana.

Concretamente me refiero a “Familia que Construyes” a esos lazos de amor que generamos con gente que aparece en nuestra vida e independientemente del tiempo que estén en ella, dejan una huella en nuestro corazón.

Tenemos amig@s que estuvieron un tiempo y luego por razones de la vida ya no están de forma física tan presente, o aquell@s que a lo largo de años de amistad aun siguen estando. Estas personas maravillosas con quienes compartimos risas, tristezas, logros, fracasos y a quienes hemos visto cambiar y ell@s a nosotras y aun así, siguen estando. Hablo de es@s amig@s con quienes compartimos un amor basado en el respeto, los cuidados, la libertad y la comunicación.

Creo que l@s amig@s que elegimos y ellos nos eligen a nosotras, hacen parte de una familia de almas, en donde en este encuentro humano, estamos para aprender y compartir experiencias de vida.

No creo que una amistad deba medirse con el número de veces que se puedan ver, creo que una amistad a la que se le llama FAMILIA, es aquella que sabemos que ha sembrado una huella en nuestro corazón.

En muchas ocasiones, me pregunto, aquellas personas que tuvimos como pareja y con la que compartimos innumerables momentos y también dejaron huellas maravillosas en nuestro corazón ¿Por qué cuando se termina la relación se deja de ser familia?.

Siempre he sentido desde lo más profundo de mi corazón, que es posible ser amiga de tu ex pareja (evidentemente pasado un tiempo, en donde de ambas partes se haya sanado esa transformación de manifestar el amor y alguna de las partes no haya atentado de alguna manera contra la humanidad de la otra persona). Pero luego veo que esto sucede muy pocas veces.

Comprendo que cuando se termina una relación, salen a flote miedos, inseguridades y en conclusión, el dolor emocional, hace que manifestemos todo lo que tenemos en nuestra sombra, pero no creo que se haga en la mayoría de los casos, con la intención de hacer daño adrede a la otra persona.

Creo que aquellas personas que por algún tiempo fueron nuestras parejas también dejan una huella en las familias que construimos y considero que es maravilloso recordarlas (si no se puede tener una amistad) en todos aquellos instantes de alegría que se compartieron y en el gran aprendizaje de vida que nos dejaron.

Las personas que a lo largo de nuestra vida, han hecho parte de nuestros instantes de felicidad, independientemente del tiempo que estuviesen, quedaran en nuestro corazón, como aquella FAMILIA QUE CONSTRUIMOS en ese momento de nuestra vida. Honrar su recuerdo y agradecer por su compartir, nos impulsa a sentir que tenemos todo el poder del amor para construir relaciones y círculos afectivos en donde podamos sentirnos como en familia.

En el momento de escribir este libro, llevo 14 años de vida, viviendo fuera de Colombia y lejos de mi familia de sangre, pero hoy doy gracias infinitas al universo, por regalarme tantos instantes de alegría y amor con todas aquellas personas con las que he construido una familia.

Y tú ¿Qué tipo de familia decides construir?

Y si empezamos a construir relaciones y círculos afectivos que sumen a nuestra vida, en donde el amor, los cuidados, el respecto, la libertad  y la comunicación sean los pilares con todas aquellas personas con las que interactuamos en todos los campos de nuestra vida.

Recordemos que siempre para construir cualquier tipo de relación externa, es fundamental trabajar en construir nuestra relación interna con estos mismos pilares:

ME AMO

ME CUIDO

ME RESPETO

ELIJO LA RESPONSABILIDAD DE MI LIBERTAD

Y ME HABLO CON AMOR.                                             

Y con estos pilares integrados en nuestro ser o estando trabajando en ellos durante el proceso, ahora si puedo construir familias más saludables y amorosas.

 

 

 

SIGUE LEYENDO EL SIGUIENTE CAPÍTULO....
SI DESEAS EL LIBRO IMPRESO O EN EBOOK
Abrir chat
1
Escribeme si deseas que te envie los capítulos a tu WhatsApp