CAPÍTULO 23.

amo mi ego y me río de el

“Soy UN MILAGRO del universo¡¡¡… Esta vida es para DISFRUTARLA, descubro aquello que me genera disfrute en el corazón y me tomo un instante este día para sonreír.”

Creo que lo más liberador que podamos hacer por nuestra tranquilidad mental es soltar todo aquello que nos arrastre al control y sencillamente dejarnos sentir ante eso que ha llegado para mostrarnos y enseñarnos algo.

Y el ego no es otra cosa que experimentamos en esta vida humana y hace parte de esta experiencia porque nos muestra y enseña lo que sea tengamos que aprender.

No siento que la clave “mágica” para disfrutar de nuestra humanidad sea “controlar al ego” porque sería en gran medida como “controlar a nuestras emociones”. Creo que la idea que se acerca más es, aprender a reconocer cuando aparece, escucharlo (dejarte sentir) y abrazarlo con dulzura y luego transformarlo en energía potenciadora y si eso lo consigues ya puedes reírte con él.

Quienes no estamos iluminadas, y no lo digo en tono de burla, ya que si creo que han existido y existen seres con un grado de consciencia tan lleno de amor que el EGO ya es historia en su vida. Pero si lo digo en todo divertido, porque la mayoría de mortales aún tenemos mucho que aprender y quien mejor que nuestro gran compañero el EGO, como nuestro principal maestro.

Cuando llevamos nuestra vida en piloto automático, gran parte del tiempo nos la pasamos en modo reactivo, y es por esto que en muchas ocasiones nos sentimos superadas y desbordadas frente a situaciones adversas, creyendo que nuestras incomodidades (problemas) dependen de nuestro entorno y no de nosotras. Y es en este modo reactivo en donde caemos en la trampa de nuestro amigo el EGO, quien nos hace percibir la mayoría de situaciones como amenazas y nos lleva a juicios y creaciones de una realidad que dista mucho de la verdad. Esto además nos hace desgastarnos mucho energéticamente, ya que también pasa que entramos en círculos viciosos de críticas y juicios y pensando que todo es “por culpa” del exterior.

Cuando estamos en modo reactivo, nos sentimos pesimistas y esto hace que no tengamos ningún tipo de iniciativa para querer generar cambios que sumen a nuestra vida, porque el primero que tenemos que hacer, es tomar la decisión de ser los principales responsables de cómo interpretamos y sentimos la vida.

Cuando empezamos a escuchar a nuestro EGO, vamos siendo conscientes de en qué momentos es él quien intenta liderar nuestra vida y es aquí en donde debemos tomar consciencia de que si nos entrenamos o potenciamos el estar en modo proactivo, nuestra percepción de la realidad que estemos experienciando, cambia por completo.

Nuestro modo PROACTIVO, nos convierte en personas más positivas, seguras y nos permite fluir con la vida, en donde nos sentimos más coherentes, nos permitimos la conexión directa con la energía femenina creadora.

Sintiéndonos, pensando y actuando en “MODO PROACTIVAS” logramos ver los aprendizajes y mensajes del universo. Esto no nos evitará las circunstancias incomodas de la vida, pero si nos hace afrontarlas desde una perspectiva más calmada y con una amplia visión de resolución y crecimiento.

El MODO PROACTIVAS, se entrena cada día de nuestra vida, y ello requiere el movilizarnos, cambiar, ser flexibles, adaptarnos, etc. Y esto al EGO le incomoda, porque se rige principalmente por comportamientos adquiridos que nos hacen estar cómodas en lo que comúnmente llamamos la ZONA DE CONFORT.

Quienes en algún momento de nuestra vida no hemos dicho, pensado y peor aun creído el famoso argumento “YO SOY ASÍ Y NO PUEDO CAMBIAR”…..Esta es la voz de nuestro EGO enrabietado y en negación a aceptar la responsabilidad que tenemos con nuestra propia vida. Y lo gracioso es que lo justificamos con argumentos lógicos y súper convincentes para autoengañarnos con frases como:

…..Así me criaron y no hay nada que pueda hacer.

…..Si no te gusta pues te aguantas o te vas.

…..Es que yo solo respondo igual que me tratan a mí.

…..En mi casa siempre hemos actuado así.

…..Ya estoy muy mayor para cambiar.

…..Y quien me garantiza que cambiando pueda ganar esto o aquello.

…..No tengo tiempo para cambiar.

Y estoy segura que hay cientos de frases más, que pertenecen al MODO REACTIVO, para justificar constantemente nuestro EGO ACOMODADO.

Propuesta de Ejercicio:

Integra un nuevo pensamiento, acción o manera de hacer las cosas cada día dentro de tu rutina y notaras como la forma en la que percibes y sientes la vida es diferente.

Por ejemplo, cambia la ruta a tu trabajo, sal a dar un paseo por lugares donde no sueles caminar, escucha música diferente, mueve tu cuerpo de diferente manera, lee sobre un tema desconocido, inicia esto que llevas postergando de hace tiempo, habla de temas que sumen y aporten, etc.

En el libro impreso hay una clase exclusiva sobre más ejercicios prácticos  concretos para empezar a escuchar cuando es nuestra VOZ DEL EGO la que habla y cuando es la voz de tu corazón. Acompañada la clase de una meditación y un descargable.

 

 
SIGUE LEYENDO EL SIGUIENTE CAPÍTULO....
SI DESEAS EL LIBRO IMPRESO O EN EBOOK
Abrir chat
1
Escribeme si deseas que te envie los capítulos a tu WhatsApp